Sanando la Tierra

¿Cuáles son los mejores y peores endulzantes? ¿Qué usar para endulzar?

27 agosto, 2013 | adm | Salud

Cuáles son los mejores y peores endulzantes? ¿Qué usar para endulzar

Cómo hacer la Stevia casera con propiedades medicinales

Es ampliamente sabido que el azúcar refinado es uno de los peores alimentos que puede consumir.

Debe tener cuidado al momento de elegir una alternativa, ya que algunos en realidad pueden ser peores que un endulzante real, incluyendo algunos endulzantes que son ampliamente conocidos como “saludables” pero en realidad son todo lo contrario.

MSN Health enlistó los mejores y los peores endulzantes para su salud:

Los Mejores:

1. Stevia
2. Alcohol de azúcar
3. Miel,
4. Glucosa pura

Los Peores:

1. Apastarme
2. Agave
3. Sucralosa (Splenda)

Endulzantes Artificiales Son Peores que el Azúcar

Debe evitar los endulzantes artificiales todo lo posible. Los endulzantes artificiales pueden ser incluso peores que el azúcar y la fructosa, y existe evidencia científica que respalda esta conclusión.

En el 2005, se escribió un libro llamado “Sweet Deception” en el cual se relata muchas de las preocupaciones relacionadas con el consumo de endulzantes artificiales. Es un libro bien investigado.

Aspartame

El aspartame es el ingrediente encontrado en NutraSweet. También es encontrado en Equal, Spoonful, Equal Measure, AminoSweet, Benevia, NutraTaste, Canderel y muchos alimentos y bebidas populares de “dieta”. El aspartame puede ser una amenaza mayor que el jarabe de maíz de alta fructosa para la salud pública y que puede causar defectos de nacimiento, cáncer y aumento de peso.

Sucralosa (Splenda)

Debido a que no es desglosado ni metabolizado por su cuerpo, los fabricantes los promocionan como algo sin calorías—esencialmente, se supone que pasa a través de usted.

Sin embargo, la investigación (que es principalmente extrapolada de estudios animales) indica que casi el 15 por ciento de sucralosa ES de hecho absorbida por su sistema digestivo y finalmente almacenada por su cuerpo.

Las afirmaciones que la FDA ha revisado más de 100 estudios sobre Splenda y están satisfechos de que es un producto inofensivo, pero lo que a usted no le dicen es que la mayoría de esos estudios está realizado en animales y que en realidad presentaron muchos problemas.

Por ejemplo, algunos de estos estudios revelaron:

• Diminución de los glóbulos rojos—anemia—en niveles superiores a 1,500mg/kg/al día
• Aumenta infertilidad en los hombres al interferir con la producción del esperma y la vitalidad. Así como también lesiones cerebrales en dosis más elevadas
• Agrandamiento y calcificación de los riñones
• Abortos espontáneos en casi la mitad de la población de conejos que fueron alimentados con sucralosa, en comparación con el grupo de control que no presento ningún aborto
• Un porcentaje de muerte del 23 por ciento en los conejos, en comparación con el grupo de control que solo presento el 6 por ciento

Se llevaron a cabo solo dos ensayos sobre sucralosa en humanos y fueron publicados después de que la FDA aprobara a Splenda como apta para el consumo humano y estos ensayos incluyeron un total de solo 36 personas. Peor aún, el tiempo más largo de uno de los ensayos realizados duro solo cuatro días y observo a la sucralosa en relación con la caries dental y no en la tolerancia humana. En cuanto a determinar la aserción de Splenda en el cuerpo humano, solo ocho hombres fueron estudiados.

Basado en ese estudio humano singular, la FDA permitió que los hallazgos fueran generalizados como representativos de algo “seguro” para toda la población humana.

Después de los Endulzantes Artificiales, la Peor Forma de Azúcar es la Fructosa (Incluyendo el Agave)

La fructosa puede no es tan buena. La fructosa es el azúcar natural que puede intoxicar más.

Sólo es tóxica en dosis grandes al ser tomada de forma crónica. Al igual que fumar unos pocos cigarrillos probablemente no le causen cáncer de pulmón, pequeñas dosis de fructosa no son un problema, ya que es un azúcar natural que se encuentra en todas las frutas.

Sin embargo, cuando se consume en las dosis que la mayoría de las personas suelen usar o sea un 500% de la dosis que las personas consumían en la época preindustrial, entonces se produce la toxicidad metabólica. Es probable que en estas elevadas dosis sea más tóxica que incluso los endulzantes artificiales.

Escuchó que el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) es malo para su salud, y como resultado muchas personas interesadas en mantenerse saludable han cambiado al jarabe agave como un endulzante “natural” más seguro.

Sin embargo, la mayoría del jarabe de agave es en realidad peor que el JMAF, ya que tiene un contenido más alto de fructosa que cualquier endulzante comercial – un 70 y 97 por ciento, según la marca, que es mucho más alto que el promedio del 55 por ciento del JMAF.

La fructosa es tan insalubre es que se metaboliza en grasa en su cuerpo más rápidamente que cualquier otro azúcar. La carga completa de metabolizar la fructosa cae en el hígado, y promueve la grasa corporal, es decir, la grasa adiposa. Este es el tipo de grasa se acumula en su región abdominal y se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

La fructosa también:

• Engaña a su cuerpo aumentándolo de peso y engañando a su metabolismo, porque apaga el sistema de control del apetito. La fructosa no estimula adecuadamente la insulina, que a su vez, no suprime la grelina («hormona del hambre») y no estimula la leptina («hormona de la saciedad»), que en combinación, lo hacen comer más y desarrollan resistencia de insulina.
• Conduce al aumento de peso rápido y a la obesidad abdominal («panza de cerveza»), disminuye el colesterol HDL, aumenta el colesterol LDL, eleva los triglicéridos, elevada la glucosa, y la presión arterial alta…
• Desarrolla resistencia a la insulina con el tiempo, que no sólo es un factor subyacente de diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón, sino también muchos tipos de cáncer.

De acuerdo al Dr. Robert Lustig, la fructosa es «isocalórica pero no isometabolica». Esto significa que usted puede tener la misma cantidad de calorías tanto de la fructosa como de la glucosa, fructosa y proteína, o fructosa y grasa, pero el efecto metabólico será totalmente diferente a pesar de la idéntica cantidad de calorías.

Debido a que la mayoría de fructosa que se consume es en forma líquida, (es decir, todo tipo de sodas y bebidas azucaradas) sus efectos metabólicos negativos se multiplican. Por lo tanto, mientras que el JMAF tiene aproximadamente la misma cantidad de fructosa en forma de azúcar de caña, la fructosa en el JMAF se encuentra en su forma «libre» y no conectado a ningún otro carbohidrato.

Otra nueva investigación publicada en la Revista Europea de Nutrición, mostró una vez más que el jarabe de maíz de alta fructosa puede ser particularmente perjudicial para la salud, ya que contiene fructosa en su forma «libre» de monosacáridos.

Las ratas tratadas con bebidas azucaradas, todas ellas mostraron marcadores de mayor riesgo de diabetes y enfermedades cardiacas, pero las que fueron alimentadas con fructosa “libre”, tuvieron una interrupción significativa de homeostasis de la glucosa. Lo que significa que fueron las que desarrollaron el riesgo más elevado de diabetes tipo 2.

La fructosa de las frutas y de la caña de azúcar está unida a otros azúcares, lo que resulta en una disminución de su toxicidad metabólica. Incluso el consumo elevado de frutas, no es recomendable, ya que consumir alimentos que contienen altas cantidades de fructosa – a pesar de ser un producto natural – es, en pocas palabras, perjudicial…

Aconsejan mantener el consumo de fructosa total a menos de 25 gramos por día. El estadounidense promedio consume tres veces esta cantidad, así que esto es una reducción bastante considerable para la mayoría de la gente.

Para la mayoría de las personas es conveniente limitar la fructosa de la fruta a 15 gramos o menos, ya que está prácticamente garantizado que consumirá fructosa de fuentes «ocultas» si tomar bebidas que no sean agua y comer alimentos procesados.

¿Qué Hay del Xilitol?

El xilitol no es tan dulce como el azúcar, contienen menos calorías. Una razón por la cual el alcohol de azúcares proporciona menos calorías que el azúcar se debe a que no es completamente absorbido por el cuerpo. Debido a esto, comer muchos alimentos que contienen este producto puede ocasionar gas abdominal y diarrea.

El xilitol – no hace que los alimentos sean “libres de azúcar” y libres de calorías. Si los alimentos que contienen alcohol de azúcar fueran consumidos en cantidades suficientemente grandes, las calorías pudieran ser comparables a los alimentos que contienen azúcar.

Como con todos los alimentos, es necesario leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos para ver el contenido de calorías y carbohidratos, independientemente de cualquier sugerencia de que el alimento sea sin azúcar o bajo en azúcar.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *