Sanando la Tierra

Cristóbal Colón, ¿fue un Judío Mesiánico?

1 abril, 2014 | adm | Insólito

Cristóbal Colón

Muchos preguntan si Cristóbal Colón ¿fue un Judío Mesiánico? y para responder a esto citaremos primero a Walter McEntire, autor de ¿Fue Cristóbal Colón un Judio? a este se le preguntó en un artículo de prensa: «¿Era Colón un Judío?» El artículo dice lo siguiente: «… ‘en el mejor de nuestro conocimiento de la sangre que fluía en las venas de Colón, él tenía tres cuartas partes de judío.

‘»McEntire luego menciona que el editor agrega: «… eso no era muy seguro en estos días en España el llamarse a sí mismo un Judío, y Colón sabía eso, y se llamó a sí mismo «un navegante genovés, ‘sin decir mucho acerca su origen»; «la investigación muestra que su madre provenía de una familia judía muy conocida, la Ponti Rossi, y que el nombre ‘Colón’, que es el verdadero nombre de Colombus, fue Judío’. »

McEntire continúa: «En otros dos documentos se encuentran editores diciendo que «como usted honra a Columbus, tenga en cuenta el hecho de que con toda probabilidad, las tres cuartas partes, si no toda su sangre era judía.»

McEntire señala que Don García descubrió: «… que el nombre de la madre de Colón fue Susanna [Shoshana en hebreo, hnvwv], (un nombre judío)….» Él (García) también encontró en los archivos de Pontevedra, un récord que establece que en el siglo XV, vivía en esa ciudad, una familia con el nombre de Colón, «varios miembros que llevaban el mismo nombre de pila al igual se encuentran entre los Colombo de Génova, los parientes de Cristóbal Colón.

En 1434 y 1437, se encontraron en Pontevedra a un Domingo Colon; en 1438 un Colón Bartolomé, en 1496 un Colon Cristobo, en 1434 una Colon Blanca.

Como veremos, Domenico era el nombre de Colón padre, Bartolomeo el de su hermano menor, y Bianchinetta era el nombre de la hermana”

También señala:» … Los amigos devotos de Colón, Juan Cabrero, Luis de Santángel, Gabriel Sánchez, y Alfonso de la Caballería, [eran] nombres de origen judío».

Los retratos de Colón contienen características comunes a las personas de origen semita, como se puede ver aquí.

Las Fuentes modernas de la década de 1990, tanto de los Evangélicos cristianos como judíos por igual, admiten que Colón era judío: El artículo de prensa del Jerusalem Times titulado, «¿Por qué debe la Iglesia Católica Honrar a la reina Isabel» reconociendo que Colón era judío, mientras que con razón se critica el hecho de que la Iglesia Católica “¡no admitiría que Colón era un Judio!»

Arnold Fine nota: «… Colón, que cambió su nombre por el de Colombus…. era un Cohen. El nombre de Colón, es el equivalente de Cohen…. El hecho es que Colón era un Judio. »

JR Church, ministro de Church Radio Southwest, mencionó en un programa de radio en 1991: «Colón utilizó el calendario judío en sus registros y el alfabeto hebreo para los números en algunos casos»

En un mensaje grabado: «¿Por qué honramos a los Judíos», el famoso ministro de televisión estadounidense pro-sionista, John Hagee, dijo: «Considera la deuda de Estados Unidos al pueblo judío, les sorprendería saber que América fue descubierta por un marinero judío llamado Cristóbal Colón? Eso es un hecho histórico. »

COLÓN TENÍA UN MANUSCRITO SECRETO

Ese ha sido un misterio para muchos
William Curtis, en su libro, Las cartas auténticas de Colón, describe la confusión de los historiadores acerca de la interpretación de los autógrafos crípticos de Colón: «En la firma o rúbrica de Columbus al final de todas sus comunicaciones, aparece la señal de la cruz al principio, nunca se ha interpretado de manera satisfactoria.
Era costumbre en su tiempo que los hombres de importancia adopten signos manuales de una especie peculiar, ya sea adoptando los lemas de sus escudos, teniendo algún significado aparente o encubierto».

«El significado exacto que Morison le da a un secreto que Colón llevó a su tumba»

Samuel Morison, en su libro, Christopher Columbus, Admiral of the Ocean Sea, también estaba perplejo sobre el significado de los autógrafos de Cristóbal Colón y relata que «era un secreto que Colón se llevó a la tumba.» Pero

¿qué era realmente?

Maurice David hablando de Morison nos dice: «… estas firmas de Colón se han conservado, cada una con la pirámide de letras dispuestas de la misma manera… Columbus concede gran importancia a la misma, y en su mayorazgo instruyó a sus herederos para continuar ‘firmando con mi firma que ahora yo empleo….’ él nunca reveló el significado, lo que ha despertado la especulación sin fin.

El problema tiene especial interés en aquellos que tratan de demostrar que Colón era un judío… Solo especular, es poco probable que se encuentre alguna solución segura del cifrado, el significado exacto era un secreto que Colón se llevó a la tumba».

El misterio de Colombus decodificado

Maurice David, en su libro, ¿Quién era «Columbus»?, Ha desentrañado el misterio de las firmas de Cristóbal Colón. Él dice: «… la firma mística en la forma de un triángulo, considerado por Colón como su propio emblema de la familia, no es más que una abreviatura de la «última confesión» de los judíos y también un sustituto para el Kaddish-in lugar de la verdadera Kaddish, que fue objeto de interdicción.

La abreviatura en este caso será la siguiente:

. S . .`
. S . A . S . .`.a.`
. X . M . Y . .j .m .y
X . p . o . ferens .j .p .[ .a`wn

En hebreo:

Shadai, Shadai y d `
Adonoy Shadai yd` ynda yd`
Yehova molai chesed dsj alm hwhy
Nauthai ovon, pesha, chatuo hafj [`p @w[ a`n”

En un reciente artículo titulado, «¿El descubridor de América fue judío?», Por Newton Frohlich, señaló: «… las letras corresponden a una oración hebrea latinizada: Sanctus. Sanctus, Adonai, Sanctus. Chesed Moleh Yehovah (Dios. Dios, Señor, Dios. Señor misericordia). Las dos últimas líneas que Colón firma dice: Xpo Ferens se ha traducido como una forma greco-latina de su nombre y El Almirante significa ‘el almirante’. »

EL EMBLEMA Telltale en las letras Columbus «BH»– es una antigua inscripción de saludo.

Maurice David y Mosco Galimir también revelan el significado relativamente desconocido de otra insignia inscrita de Columbus en el comienzo de sus cartas a miembros de la familia.

David escribe: «En todas estas trece cartas íntimas, menos una, el lector atento puede ver claramente en la esquina superior izquierda un pequeño monograma que puede parecer críptico para él, pero que es, de hecho, nada más ni nada menos que un antiguo saludo hebreo o bendición, de uso frecuente entre los Judíos religiosos de todo el mundo, incluso hasta este día.

Este monograma, que consiste en dos caracteres, «beth» y «hai», la segunda y la quinta letra del alfabeto hebreo-escrita de derecha a izquierda, como todos las escrituras semíticas de la escritura, es una abreviatura de las palabras hebreas, «Baruj Hashem» (Alabado sea el Señor)… ya se ha dicho que el monograma hebreo aparece en todas, menos una, de las trece cartas de Colón a su hijo.

Su omisión en una es, probablemente, más reveladora que su aparición en las demás. Debido a que esta carta en particular comienza con el tradicional, ‘Muy caro Fijo’ (Mi querido hijo), muestra en su contenido que se tenía la intención de hacerla llegar a los ojos de la reina Isabel.

Colón informa en ella a su hijo que él le envío por mensajero especial dos bolsas de grandes pepitas de oro, la primera que se encontró en la India por los exploradores españoles, y lo dirige a entregarlos a la Reina junto con la carta, y agregó: «Para la que estoy escribiendo otra carta larga, la que llegará mañana».

Mosco Galimir también nos ilumina: «El famoso almirante puso especial cuidado en dejar en la oscuridad y el misterio a su origen, ascendencia y lugar de nacimiento… En sus trece cartas a su hijo, él pone un pequeño monograma en la parte superior izquierda del papel, un viejo saludo sefardí, que comienza con «B H ‘las letras hebreas… »

Observe la «bh» (hb) en la esquina superior izquierda, de la mano de Colón.

COLÓN oculta la «BH» DE ISABEL Para evitar la persecución por su fe
Columbus omite este monograma hebreo de la carta para ser leída por la reina Isabel, porque ella había ordenado despiadadamente que los Judíos y moros sean quemados.

También sabía que los judíos que llevaban los apellidos Colón y Colom, los dos nombres que había usado, se estaban condenando. ¡Creemos que Columbus mantuvo su origen e identidad en secreto porque él era a la vez un verdadero creyente en Jesús y un Judío!

La fe de Columbus ‘Ilustrado en su uso de la biblia vs. La razón y la ciencia para ubicar a las indias
Los volúmenes bien documentados, La Fe Profética de Nuestros Padres, registran los siguientes hechos, actos y palabras de Cristóbal Colón: «Elegidos para proclamar el nombre de Dios en el Nuevo Mundo”
Colón fue un escritor voluminoso, y guardó un detallado registro diario de sus viajes. Estos escritos reflejan un profundo espíritu religioso.

Hay frecuentes citas de las Escrituras en relación con los personajes bíblicos y episodios. Colón encontró tierra ‘con la ayuda del Señor.’ Él tomó posesión de San Salvador, el primer país del hemisferio occidental que divisó, con estas palabras:

«¡Oh Señor, Dios Eterno y Todopoderoso, por tu palabra sagrada Tú has creado los cielos, la tierra y el mar; bendecido y glorificado sea tu nombre, y alabada sea Vuestra Majestad, quién has preparado para utilizar a tu humilde servidor para poner tu nombre sagrado conocido y proclamado en esta otra parte del mundo»….

Se cuenta la historia de que, incluso antes de sus viajes, cuando estaba enfermo cerca de Belem, Portugal, una voz desconocida le susurró a él en un sueño, “¡Dios hará que tu nombre resuene maravillosamente a través de la tierra, y te daré las llaves de las puertas del océano, que se cierran con fuertes cadenas! «…

Columbus declara expresamente que el descubrimiento del Nuevo Mundo no fue motivado por la especulación, las matemáticas o la mera navegación, sino por la convicción compulsiva de que todas las profecías de las Escrituras divinamente inspiradas debían cumplirse antes del próximo fin del mundo, incluida la proclamación del evangelio hasta los confines de la tierra.

Ningún ensayo o decepción podían apartarse de su propósito…

En septiembre de 1501, Colón comenzó la preparación de su Libro de las Profecías…. Él [en este trabajo] invoca continuamente la Biblia y los profetas, que afirma deberle todo lo que sabía y todo lo que había logrado con la dirección de Dios.

También cita a los escritores eclesiásticos, cristianos y judíos.

Colón afirma que el mundo debe tener un fin, y una segunda venida de Cristo, y que el Señor le dio una cuenta de los signos que lo preceden, que se mencionan en los Evangelios….

El Libro de las Profecías contiene una carta… un notable informe, que se lee como un tratado teológico. «En este momento yo leía y estudiaba todo tipo de literatura: cosmografía, historias, crónicas y filosofía y otras artes, a la que nuestro Señor abrió mi mente a dudas sobre el hecho de que era posible navegar de aquí a las Indias, y Él evocó en mí la voluntad para la ejecución de la misma….

…todos los que oyeron de mi plan lo desecharon con tono burlón y risa. Todas las ciencias que hablé no fueron de provecho para mí ni de autoridad en ellos….

¿Quién iba a dudar de que esta luz no venía del Espíritu Santo? de todos modos por lo que a mí respecta, me consoló con rayos de maravillosa claridad y con sus santas y sagradas Escrituras….

En esta carta Columbus presiona la guía providencial de sus descubrimientos occidentales como un milagro para fomentar la realización de la restauración de Jerusalén.

“… Yo ya he dicho que con el fin de ejecutar la empresa de las Indias no fue la razón, ni las matemáticas ni los mapas que me beneficiaron, lo que dijo Isaías se realizó plenamente, y esto es lo que quiero escribir aquí con el fin de traer a la mente de su Altezas, y con el fin de que se alegren una a la otra, que yo diré acerca de Jerusalén a través de las mismas autoridades, sobre cuya empresa, si hay alguna fe, se celebrará la victoria por cierto. »

Mosco Galimir plantea la pregunta:» ¿No fue que su corazón latía por su patria perdida, Palestina»
Se revela la verdadera fe y ascendencia de Columbus junto a un libro que atesoraba.

Columbus mantuvo su fe verdadera y su identidad judía discretamente, porque en esos días la Iglesia Católica utilizaba la tortura y la Inquisición para perseguir a las personas por sus creencias.

Recuerde en los artículos de prensa citados por McEntire decían: «… que no era muy seguro en estos días en España llamarse a sí mismo Judío, y Colón sabía eso, y se llamó a sí mismo» un navegante genovés’…. »

Creemos que las palabras registradas en su diario, El Libro de Profecías y otros escritos, son las palabras de un verdadero creyente en la Biblia del Nuevo Testamento.

Columbus era a la vez un judío y un verdadero creyente en Jesús. Es por eso que él mantuvo su origen e identidad en secreto, mientras que él atesoró hasta el final de sus días, un libro que demostró que Jesús era el Mesías judío del Antiguo Testamento.

Walter McEntire comparte algunos detalles interesantes acerca de este libro altamente apreciado y querido de Cristóbal Colón: «que puede ser otro poco de evidencia que nos ayuda en nuestro esfuerzo, es el testimonio de que Colón haya apreciado altamente un libro escrito por un Marrano, no un forzado convertido judío, ‘sino un serio libremente bautizado’ converso cristiano. ‘

De este libro un historiador judío, escribe: «En España, él (Columbus) lee con fervor religioso el tracto del Mesías, que fue escrito por el prosélito Samuel Ibn Abbas de Marruecos, con el propósito de convertir a R. Isaac de Sujurmente, que había sido traducido al español en 1339, y al latín un centenar de años más tarde.

Este libro interesa a Columbus tanto que extrajo tres capítulos enteros. (Kayserling.) Piense en el celo de ‘convertir a un Judio’ que escribiría un tratado erudito y académico sobre el Mesías, con el propósito, y la única finalidad, de ‘convertir’ otro Judío».

Esto saca a la luz dos importantes revelaciones sobre Colón: Si éste no fuera un judío, ¿por qué iba a estar tan fascinado al ver a Jesús desde la perspectiva de las pruebas en las profecías del Antiguo Testamento? Si fuera sólo un Marrano (que pudiera no haber creído en Jesús), ¿por qué se preocuparía? ¡El libro habría sido de poco interés para él! El mismo razonamiento se sigue si seguiría meramente una ceremonia Católica Romana.

Su amor y valor preciado de este libro muestra que tenía una profunda fe evangélica espiritual e interés en Jesús desde una perspectiva judía. Era algo que tenía sólo un judío que verdaderamente creyó en Jesús, un verdadero creyente que lo pudo apreciar sinceramente.

Cristóbal Colón, créanlo o no, fue un judío mesiánico

Las Últimas palabras de Colón fueron:

«En tus manos, Oh, Señor, encomiendo mi espíritu.» Estas fueron las mismas palabras pronunciadas por Jesús mientras estuvo en la cruz. Walter McEntire comenta bellamente: «… Columbus estaba profundamente interesado en las profecías».

Para él tenían un significado especial, y él meditaba con frecuencia sobre ellas…. Un historiador judío escribe: «Algunos de sus biógrafos han visto en su carrera, no el triunfo de la ciencia, sino el de la religión, y un español aprendido, ha afirmado con toda seriedad que sin su fuerte fe religiosa Colón nunca hubiera descubierto América» (Kayserling).

La carrera de Colón fue el triunfo de la religión, y sin la fe que poseía, él nunca podría haber logrado el maravilloso trabajo que obró…

www.ramsheadpress.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *