Sanando la Tierra

Cristianos y musulmanes se unen para servir

14 abril, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

Cristianos y musulmanes se unen para servir

En Suecia, cristianos y musulmanes se unen para servir. Desde septiembre de 2015 dos de las mayores congregaciones de musulmanes y cristianos de Suecia – Iglesia Katarina y la Mezquita de Estocolmo – han estado trabajando juntos para servir a los que huyen de la guerra y de la persecución, de acuerdo con la agencia de refugiados de la ONU.

La iglesia y la mezquita han proporcionado camas para un tercio de todos los refugiados que llegan a través de Estocolmo en su camino hacia otros países. Ellos son alimentados y se bañan en la mezquita, y luego duermen en la iglesia.

«En la estación de Estocolmo los voluntarios me dieron comida y agua. Y me preguntaron dónde yo preferiría ir, ¿a la mezquita o la iglesia? Yo dije que a la iglesia», dijo Mohamed de 27 años, un musulmán que huyó de la violencia sectaria en Bagdad.

«Fue una sensación hermosa. En casa a los musulmanes no se les permite ir a las iglesias. Algunos refugiados fueron a la iglesia para averiguar cómo era. Encontraron que la gente los respetaba, a pesar de que ellos eran cristianos y nosotros éramos musulmanes», dijo. «Todo el mundo fue tratado como un rey en la iglesia, me sentí como un verdadero ser humano por primera vez en mi vida, yo no estaba acostumbrado a ello. Eran gente muy buena.»

La iglesia y la mezquita están entrando en una nueva etapa de colaboración iniciando una empresa conjunta. Tienen la esperanza de competir con las empresas privadas que han sido objeto de críticas por supuestamente la obtención de beneficios a través de proporcionar viviendas de refugiados con dinero del estado.

«Somos una empresa pequeña, pero tenemos una colaboración única con una organización que tiene una gran cantidad de información, y las grandes empresas solicitantes no tienen eso», dijo Olle Carlsson, el vicario de la Iglesia de Katarina.

Las dos congregaciones esperan «exportar esta idea a otros países», dijo Salah Abdallah, secretario general del Islamic Relief en Suecia.

«Tenemos que trabajar juntos, vivir juntos… tenemos un futuro juntos.»

La recepción no ha sido del todo positiva, sin embargo.

«Hay una cierta resistencia y preocupación por esta organización conjunta», dijo Carlsson.

«Algunas personas dentro de nuestra comunidad cristiana creen que somos sumisos, pero Jesús dice ‘Ponte último de la fila.» Es decir, no hay ninguna razón para ver esto como una cuestión de prestigio».

«Ha habido una serie de preguntas dentro de nuestra comunidad, tales como: ‘¿Cómo van a manejar las cuestiones teológicas?’… Algunos piensan que es un problema para los musulmanes dormir en una iglesia», añadió Salah.

«Pero creo que estamos manejándolo realmente bien, estoy convencido de que esto va a funcionar… Tenemos que dejar de quedarnos atascados en el 10 por ciento que separa a nuestras religiones, y en lugar centrarnos en el 90 por ciento que tenemos en común en nuestros valores y nuestra percepción del bien y del mal».

www.christiantoday.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *