Sanando la Tierra

Cristianos dan comida a musulmanes pobres en Siria

15 junio, 2016 / adm / Iglesia y Ministerio

Cristianos dan comida a musulmanes pobres en Siria

La Iglesia en Alepo ayuda a las familias y cuida a los huérfanos, también los cristianos dan comida a los musulmanes pobres en Siria.

Desde 2011 Siria vive una guerra sangrienta. Miles de personas han muerto por grupos extremistas como el Estado Islámico, que domina gran parte del territorio sirio. En los últimos días, las fuerzas yihadistas están atacando las zonas residenciales y las fuerzas gubernamentales y kurdas en Alepo, al norte del país.

Un alto el fuego se ha propuesto para la región en febrero, pero el Estado Islámico no lo respeta. Incluso con el inicio del Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes, los ataques con cohetes y morteros en varios puntos de la ciudad no se detuvieron.

La costumbre islámica es que en esta época del año está dedicada a la oración y el ayuno. Los fieles sólo pueden comer después de la puesta del sol. La población empobrecida de la ciudad en algunas áreas no tiene que comer. La mayoría de las familias necesitadas musulmanes que viven en el distrito de Sulaimaniyah, están siendo alimentadas por los cristianos.

La archidiócesis ortodoxa siria de Alepo todos los días ofrece una cena, la que muchas de estas personas tendrán en todo el día.

Imágenes de mesas de distribución improvisadas de alimentos se muestran al estilo oriental en los pasillos de la catedral de San Efrem, el sirio.

Para los cristianos, la iniciativa es un gesto simple que tiene como objetivo expresar sentimientos de solidaridad entre las personas de diferentes tradiciones religiosas, más que pertenecer al mismo pueblo. También apunta a reanudar la convivencia armónica entre las diferentes comunidades étnicas y religiosas en Siria antes de la guerra.

Alepo es una de las ciudades más antiguas en el mundo y ocupa una posición comercial estratégica entre el mar Mediterráneo y el río Eufrates. Es la ciudad más grande de Siria y tiene una posición estratégica, por eso es enérgicamente disputada por las fuerzas leales al gobierno y los grupos extremistas. La mayor parte de su territorio fue destruida en la guerra, y muchos barrios están casi desiertos.

Sin saber cuánto tiempo les queda, al menos en Sulaimaniyah, los cristianos y musulmanes han superado la desconfianza. Muchos huérfanos musulmanes están siendo atendidos en la propiedad de la iglesia, después de que el lugar en el que vivían fuera devastado por los bombardeos.

www.fides.org

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *