Cristiano escucha la voz de Dios y salva 3 vidas
Menú

Cristiano escucha la voz de Dios y salva 3 vidas

Un deportista cristiano escucha la voz de Dios, la obedece y salva 3 vidas.

Un jugador Evangélico oye el mandato de Dios, lo obedece, y evita que tres personas se quiten la vida.

Derek Carr es un jugador de fútbol americano que trabaja en la NFL.

Recientemente, ocupó los titulares y garantizó que donaría una décima parte de su nuevo contrato. El contrato está estimado en 132 millones de dólares. Ahora, el atleta cristiano está de vuelta en el centro de atención por haber evitado tres suicidios.

El informe que hizo Derek Carr (1) en las redes sociales y la publicación se difundió de inmediato. El quarterback de los Raiders de Oakland explicó lo sucedido. Dijo que estaba asistiendo a un servicio de iglesia.

Allí este cristiano escuchó la voz de Dios: El Espíritu Santo le dijo: ‘¿Hay alguien aquí que va a cometer suicidio, a menos que se diga algo'”, dijo, según Christian Post (2).

Sorprendido, no respondido inmediatamente a la llamada de Dios.

Comenzó a preguntarse si era su imaginación.

Se preguntó: ¿”Me levantaré mientras el pastor hace el llamado al altar para evitar que alguien se suicide? ¿Y si nadie se presenta? Se necesita mucha obediencia para llegar allí y hacerlo”, dijo.

La carga que él sentía para hacerlo era más fuerte, y fue al púlpito y compartió el mensaje. Dijo que Dios le había revelado que alguien estaba a punto de suicidarse.

“Para alguien aquí esta noche la vida es tan dura que desea suicidarse”. Estoy aquí para decirte que Jesús te ama y tiene un plan para tu vida”. Dijo el jugador, recordando el mensaje que pronunció.

Cristiano escucha la voz de Dios y salva 3 vidas

En cuestión de minutos, un hombre se levantó y fue delante del púlpito y se señaló a sí mismo.

“Se presentó, se secó los ojos y se quedó allí de pie”. Recuerda Derek Carr, que estaba orando por esa persona. Mientras, otro visitante fue al hermano del jugador para decirle que también consideró quitarse la vida esa noche.

Ambos recibieron oraciones de los presentes.

Al final del servicio, mientras que Derek Carr se preparaba para ir a casa, un tercer hombre vino a él. Este le dijo que antes de su mensaje, también estaba considerando la posibilidad de quitarse la vida.

“Nunca vi estas tres personas en mi vida. Terminé diciéndoles lo mucho que los amaba, lo mucho que Dios los amaba y lo mucho que Jesús los amó“.

Cuando un cristiano escucha la voz de Dios todo cambia

“Todo lo que hice fue ser obediente”, concluyó el deportista que posee el contrato considerado el más grande de la NFL hoy en día.

Recursos externos:

(1)

(2) www.christianpost.com

  Deja un comentario!

A %d blogueros les gusta esto: