Menú

¿Cómo recuperar su esposo o esposa?

El reconocido consejero cristiano Joe Beam comparte en su blog: ¿Cómo recuperar su esposo o esposa? Y nos dice más, si algo pudiera funcionar, entonces será lo siguiente y nos relata un suceso:

“¿Usted realmente quiere seguir casada con este hombre?»

Ella no dudó un momento. Sí, ella quería salvar su matrimonio. Ella y su marido estaban en sus 40´, ya casados cerca de veinte años y con un par de niños.

Una noche, él le dijo que estaba enamorado de su asistente, que ya tenía un abogado, y sugirió que ella se consiguiera uno.

Al menos esa última parte era diferente. A menudo, el cónyuge que abandona trata de convencer a la otra persona que se va a ahorrar un montón de dinero – si ella/él está de acuerdo en dejar que su propio abogado maneje todo.

Es una manera de manipular el resultado y muchos cónyuges caen en ello, pensando que él (o ella) manteniendo la calma, brinda mejores oportunidades para potencialmente salvar su matrimonio.

No es así.

Haciendo el camino al divorcio más fácil puede mantener más tranquilo al cónyuge que abandona, pero manterlo en calma, no debe ser la meta.

En mi trabajo con matrimonios por más de casi veinte años, he aprendido que en lugar de hacer el divorcio más fácil, cualquier persona que desee salvar su matrimonio debe hacerlo más difícil. Mucho más difícil.

Eso es lo que le dije a Sally.

«Si realmente quieres que este matrimonio funcione, te guiaré a través de un proceso paso a paso para guardarlo. Si algo funciona, esto lo hará.

¿Me entiendes claramente? si algo funciona, esto lo hará. No puedo garantizar el éxito pero funciona más del 75% de las veces».

Antes de compartir con ustedes los pasos por los que guie a Sally, te voy a dar la buena noticia; funcionó.

No fue fácil y no sucede durante la noche, sino por hacer bien las cosas, ella creó un clima que en última instancia condujo a la salvación de su matrimonio.

Su esposo abandonó a su amante, regresó a su casa, y trabajó en enamorarse de su esposa de nuevo. Eso fue hace casi veinte años. Todavía están juntos y aún enamorados.

Durante los últimos doce años he estado enseñando los mismos principios a las parejas que vienen a mi taller intensivo para los matrimonios en crisis.

Lo he visto funcionar con casi cualquier situación que puedas imaginar, no sólo de adulterio sino también matrimonios plagados de problemas de ira, un cónyuge controlador, que falta el respeto, cuando hay desinterés, y más.

Entonces, ¿qué consejo les doy? que si algo funciona esto lo hace. Aquí está la versión corta y simplificada.

Acepte la persona, pero no las acciones

Nunca acepte las acciones pecaminosas de otro, sino tratar de entender y aceptar lo que está detrás del pecado.

¿Qué llevó a la persona a esas acciones? ¿Fue el dolor? ¿Los sentimientos de abandono o la falta de respeto?

Incluso tenga en cuenta lo imaginario, acepte lo que su cónyuge ve en su realidad y sea muy abierto a la posibilidad de que usted jugó un papel en la causa que su cónyuge sienta de la forma en que él/ella se siente. Eso no te convierte en el «chico malo» o la otra persona en el «buen tipo». Simplemente hace que cada uno de ustedes sean seres humanos.

Esté listo para perdonar

Regularmente veo gente que trabaja duro para salvar su matrimonio que tan pronto como el cónyuge cambia, la cólera supera al esposo/a que trata de salvar el matrimonio.

En ese momento, él o ella no quieren perdonar. Te lo advierto, no trates de salvar tu matrimonio, a menos que junto a la intención de seguir adelante esté el aprender a perdonar.

Eso no significa que el dolor desaparece al instante; es posible que se vaya. Eso también no significa que usted no tiene derecho a saber quién, qué, cuándo y dónde, pero eso es un asunto delicado para cada uno de ustedes que hemos encontrado que a menudo se necesita un tercero o por lo menos un plan constructivo.

Dicho plan se esboza en mi artículo, «Cómo confesar una aventura sin perder a su cónyuge.» Está escrito más para el cónyuge descarriado, pero es probable que le ayudara a entender el tipo correcto de pensamiento, el medio ambiente y la previsión futura (con ayuda tal vez incluso de un profesional).

Hay pasos que la otra persona tendrá que tomar con el fin que usted sea capaz de hacer esto hasta el nivel necesario para salvar su matrimonio a largo plazo.

Pero en el corto plazo, mientras que su cónyuge aún quiere irse, es necesario encontrar una manera de perdonarlo utilizando un trazo grueso.

Si su cónyuge siente que él/ella sólo va a ser castigado/a por volver, es muy poco probable que vuelva.

ESTRATEGIAS

Los próximos pasos son acerca de la estrategia. De alguna manera, van a actuar como su arma secreta en la recuperación de su cónyuge. Pero usted debe estar seguro/a de que van a funcionar para que usted se apegue a ellos, incluso si usted siente la necesidad de hacer las cosas que no debería. Como dije al comienzo de este artículo, si algo va a funcionar, esto lo hará.

No perseguimos

Si ruegas, gimoteas, te aferras, o tratas de manipular a tu pareja a quedarse, la mueves más rápidamente a irse.

Da a la otra persona el espacio para respirar. Si no lo dejas solo/a, no le estarás permitiendo a él/ella la oportunidad de echarte de menos.

Usted probablemente tendrá que dar un paso atrás con el fin de crear un vacío que la otra persona pueda ver y sentir. No sea grosero o seco, pero no le hagas sentir que es todo lo que tienes. Hazte escaso. Esa es una de las claves de la atracción y eso nos lleva a la siguiente etapa.

Haz tu trabajo

Hazte atractivo física, intelectual, emocionalmente y espiritualmente. Hazlo por ti, pero también afectarás a la otra persona.

Yo no estoy diciendo que usted tiene que competir con la/el amante de su esposo/a.

Simplemente trate de ser tan atractivo como pueda en su etapa de la vida. Involúcrese con un gimnasio local, vaya a caminar o en bicicleta, únase a un club de lectura, y/o inscribirse en clases en la iglesia.

No sólo estas cosas te ayudarán a hacerte más atractivo físicamente, intelectualmente, emocionalmente y espiritualmente, pero te van a dar cosas que hacer y nuevos amigos que disfrutarán ayudándote a resistir el impulso de perseguir o ser pegajoso hacia el cónyuge descarriado.

Diviértete

No, en serio. Si luces abatido y suenas como Eeyore de Winnie the Pooh, tu cónyuge no va a querer volver contigo. ¿Quieres estar cerca de personas que están constantemente quejándose, gimiendo y siendo negativos? ¿Te sientes atraído por ese tipo de personas? No, en absoluto.

Deja que tu cónyuge te vea divertirte. Por eso no quiero decir que usted se pase o sea falso. Sal con tus amigos (preferentemente del mismo sexo) y pasa un buen rato. Ve a ver una comedia en el cine, ve al centro comercial, ve a los conciertos, simplemente diviértete.

Incluso si tu cónyuge no está allí para ver, es posible que él/ella vaya a oír hablar de eso.

O tal vez vaya a llamar por algo y verá que estás demasiado ocupada/o divirtiéndose que hablando (eso es una buena cosa, ya que le demuestra que tu tienes una vida y un mundo que no gira alrededor de ellos). Por lo menos te toman como una persona más divertida y atractiva.

Una última cosa a tener en cuenta en este paso de las estrategias es que si te estás divirtiendo, te estás haciendo bien a ti mismo también.

Hacer el Trabajo

No es fácil poner un matrimonio de nuevo junto, pero el LovePath funciona. Si usted hace las cosas mencionadas arriba para mantenerse en el camino, lo más probable es que atraerá a su cónyuge de nuevo a recorrer el camino con usted.

Es importante limitar el pánico. Haz tu mejor esfuerzo para mantenerte fresco, tranquilo y sereno para que puedas centrarte en lo que tienes que hacer para aplicar las estrategias mencionadas en este artículo.

Hay otras estrategias que yo podría ser capaz de proporcionar en futuros artículos, pero debido a su complejidad, no existe el espacio o el tiempo por el momento.

Joe Beam es el fundador y presidente Beam Research Institute (antes LovePath Internacional) con sede en Franklin, Tennessee, al sur de Nashville, y es presidente de MarriageHelper.com.

Él es una autoridad internacionalmente conocida y respetado en asuntos del amor, matrimonio y sexo.

www.christianpost.com

Categorías:   Iglesia y Ministerio

Deje su comentario