Menú

Sanando la Tierra

Como Recibir ayuda para nuestra Sanidad – Dr. Charles Stanley

El Dr. Charles Stanley en este mensaje nos enseña como recibir ayuda para nuestra Sanidad y nos muestra como Dios desea sanar y como Dios desea ayudar a las personas en tiempos difíciles, ya sea en lo emocional o en lo físico. Él desea que las peticiones vengan de un corazón puro.

Somos la nación más rica del mundo, pero quizás somos una de las más enfermas.

Si lo piensan gastamos miles de millones de dólares al año en investigaciones médicas, en toda clase de medicamentos, fármacos para esto y lo otro, pero ¿por qué seguimos tan enfermos?

Qué nos pasa dentro de nosotros que nos impide ser saludables.

Cuando pienso lo que la Biblia dice sobre el cuerpo humano y el lugar que ocupa a los ojos de Dios y el hecho que podamos enviar un hombre a la luna y al espacio y aun así no podemos mantenernos saludables, me parece que algo anda mal ahí.

La pregunta es que dice Dios sobre el cuerpo humano y la sanidad y muchas veces la gente no quiere asociar las dos cosas. No estamos hablando de un ministerio de sanidad, estamos hablando como hijos de Dios algo pasa al cuerpo humano que nos enferma o un problema emocional que hace salirnos del camino un poco.

Así que quiero que veamos que dijo Dios en las Escrituras y que veamos que dice cuando necesitamos sanidad en nuestra vida. La primera reacción es llamar a un médico o también es ir a la farmacia.

Si consigo suficientes pastillas de esto y lo otro no necesitaré nada más.

Sabe que significa esto, significa que me entrenaron en confiar lo que hizo el hombre antes que confiar en lo que hizo Dios.

Quiero que seamos honestos y francos con lo que Dios dice en Su Palabra. Vayan a Santiago Capítulo 5:13-20 que nos dice cómo responder cuando estamos enfermos.

En Verso 13 hace esta pregunta: “¿Estaría alguien entre ustedes con aflicción, póngase a orar, estría alguien contento, canten alabando, estaría alguien con enfermedad, llamen a los mayores de la comunidad y estén orando por la persona derramándole oleo en nombre de Jesús…

Lo que quiero que veamos un momento es esto: que la ayuda para nuestra sanidad, sin importar quienes seamos puede incluir a otras personas. Decimos que la iglesia es el cuerpo de Cristo y que la iglesia es una organización, la iglesia es también una familia y cada iglesia local es una familia del pueblo de Dios.

Los miembros de una familia se relacionan, los miembros de una familia deben cuidarse, los miembros de una familia deben amarse, los miembros de una familia deben estar disponibles entre ellos mismos y aceptarse. Podríamos mencionar muchas características de una buena familia, así es la iglesia.

En este capítulo de Santiago nos da un patrón y quiero que presten atención, porque ese patrón lo afecta todo. No solo la enfermedad, no solo las emociones y las cosas físicas, pero noten lo que dice… deja muy claro lo que debemos hacer… el anciano no llama a la persona, la persona llama al anciano…

Deje su comentario

  • Publicado: 23 septiembre, 2015 15:26

    Abigail Aranda

    Gracias por ser de gran bendicion a mi vida y a mi matrimonio