Sanando la Tierra

Cómo el sufrimiento hizo crecer a la Iglesia de Cuba

15 septiembre, 2015 / adm / Iglesia y Ministerio

cuba

El sufrimiento puede hacer crecer a una iglesia como hizo crecer a la Iglesia de Cuba- Cuba está en transición a una nueva relación con los Estados Unidos, los estadounidenses tienen un renovado interés en el aprendizaje de cómo le ha ido a la iglesia en los últimos 50 años o más.

La respuesta corta es: increíblemente bien. De hecho, muchos creen que las dificultades y el sufrimiento han allanado el camino para una explosión en la plantación de iglesias.

La comodidad no es una preocupación

En una típica mañana de domingo en Cuba, se pueden encontrar iglesias en toda la isla rebosante de fieles. Muchos se encuentran en casas y otros se reúnen en iglesias que se parecen más a las de América del Norte, pero operan en un clima político muy diferente.

El espacio es el mayor desafío para muchas iglesias. Bajo las reglas actuales del gobierno por lo general no pueden comprar tierras o ampliar. Una iglesia dijo a CBN News que respondió a las reglas limitantes construyendo varios pisos de altura. Otros se meten en las casas y se multiplican cuando ya son demasiado grandes.

El pastor “Miguel” que lidera una iglesia que se reunía en un apartamento, ahora se reúne en el patio al lado de su edificio de apartamentos.

“Cuando tienes 80 a 100 personas [reunión] en un apartamento es duro, muy duro”, dijo a CBN News. “Y los vecinos se molestan”.

Es un tema común en las iglesias cubanas, pero parece que también han contribuido a fomentar el crecimiento de la iglesia. En los últimos 20 años, más de 16.000 iglesias evangélicas han abierto sus puertas.

El pastor “Néstor” y su esposa “Rosa” viven en una habitación encima de su pequeña iglesia en casa. Le dijo a CBN News, “Una de las cosas que ha hecho crecer la fe ha sido las limitaciones y las dificultades.”

El domingo por la mañana y durante los servicios entre semana, sólo unos pocos tendrán un asiento real.

“Aquí a la gente no le importa lo cómodos que estén”, explicó Rosa. “Podrían estar agotados de trabajar todo el día y van a sentarse en una bolsa de piedras, una silla cosida o de pie todo el servicio, y están de acuerdo con eso.”

Líderes de las iglesias cubanas dicen que los eventos liderados por la caída de la Unión Soviética en la década de 1990 provocó la explosión actual de plantación de iglesias.

“Cuando el gobierno ruso se derrumbó, Cuba pasó por mucho, y la gente comenzó a buscar en las iglesias por esperanza,” dijo el Pastor “Julio”, a CBN News.

Al mismo tiempo, el gobierno puso fin a su filosofía atea que niega la existencia de Dios y en su lugar se declaró un estado laico, lo que llevó a toda una generación a preguntarse qué creer.

Durante ese período un funcionario del gobierno dijo a los bautistas cubanos que el gobierno no podía autorizar la construcción de nuevos edificios, pero sugirió que los creyentes se reúnan en los hogares.

La sugerencia informal provocó un movimiento de la iglesia en las casas que muchos han comparado con la historia de la iglesia registrada en el libro de los Hechos.

El Pastor “Francisco” es uno de miles de pastores de las iglesias cubanas que siguen el Evangelio con gran pasión, vino al Señor después de haber tenido sueños acerca de Jesús durante tres años. Ahora lleva una pequeña iglesia de barrio que se reúne tres veces por semana.

“Hemos evangelizado a todos los que viven en esta zona, dando una Biblia y Nuevo Testamento a cada hogar”, dijo a CBN News. “No podemos dejar de hacerlo – no vamos a parar – porque incluso si no van a aceptar al Señor de primera, segunda, tercera o cuarta vez, aun así – no podemos parar hasta que lleguen al Señor”.

El crecimiento de la Iglesia en Cuba es aún más milagroso dada la pobreza del país. El salario mensual del gobierno promedio es de $ 20 y los profesionales suelen hacer menos de $ 50.

Aun así, las iglesias cubanas son conocidas por su generosidad y buena voluntad de sacrificarse por la causa del Evangelio.

“Lo que tenemos, lo queremos compartir con los demás”, dijo Francisco. “Lo que tenemos, no lo que nos sobra.”

Otro obstáculo que enfrentan las iglesias cubanas es la guerra espiritual en la forma de la santería. Es un sistema de creencias influenciadas por las religiones de África Occidental y el catolicismo. La santería es conocida por sus rituales y ceremonias.

El pastor Néstor se ha enfrentado a la resistencia en el mismo barrio. Durante un servicio de adoración el domingo por la mañana, un grupo de seguidores de la santería estaba justo fuera de la iglesia y comenzaban a golpear sus tambores.

“Fue como una especie de guerra espiritual cara a cara”, recordó Néstor. “La iglesia sólo comenzó a orar y luego oró por la lluvia y de repente hubo truenos así que tuvieron que irse.”

Líderes de la Iglesia en Cuba dicen que están disfrutando de una nueva temporada de restricciones relajadas. Es más fácil evangelizar fuera de la iglesia y reciben más permisos para celebrar eventos especiales.

Aun así, la mayoría de las iglesias no pueden expandirse o comprar tierras. No pueden producir programas de radio o televisión cristianas.

También deben evitar una economía disfuncional. En la iglesia del pastor Néstor, los planes de remodelación para el santuario están en espera indefinidamente hasta que la iglesia pueda obtener el cemento que tanto necesita.

“A veces, sin sufrir no hay desafío”, dijo el pastor Néstor CBN News. “Y sin ese desafío, no hay victoria”.

www.cbn.com

 
 

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.