Candidato evangélico encabeza las elecciones presidenciales en Costa Rica

Candidato evangélico encabeza las elecciones presidenciales en Costa Rica

6 febrero, 2018 | adm

Con casi el 90 por ciento de las mesas escrutadas, el candidato evangélico Fabricio Alvarado lidera los resultados de las votaciones.

El diputado y actual se opuso al matrimonio homosexual. Obtuvo el 24,7% de los votos y fue seguido del oficialista Carlos Alvarado con 21,7%.

Esto según constata el Tribunal Supremo Electoral (TSE) (1).

Los costarricenses irán a las urnas nuevamente el próximo 1 de abril para elegir a su presidente para el periodo 2018-2022. Esta será una segunda vuelta entre el candidato evangélico conservador Fabricio Alvarado y el oficialista.

Fabricio Alvarado, pertenece al partido Restauración Nacional.

Él es un periodista y predicador evangélico. Él obtuvo un 24,78 por ciento de votos con el 86,57 por ciento de mesas escrutadas. Carlos Alvarado, en tanto, del Partido Acción Ciudadana quedó en segundo lugar con 21,74 por ciento.

El tercer lugar lo tuvo con un 18,67 por ciento el empresario Antonio Álvarez. Álvarez pertenece al poderoso Partido Liberación Nacional. Él aceptó la derrota felicitando a los dos candidatos que irán a la segunda vuelta.

“La religión tuvo un papel muy fuerte en esta elección”, según comentó Carlos Chinchilla, un analista político.

La posición contra el matrimonio igualitario

Los dos candidatos se enfrentan en cuestiones sobre el matrimonio. El candidato oficialista defiende el matrimonio homosexual y los derechos de la comunidad Gay.

Mientras que Fabricio Alvarado está totalmente en contra.

Este tema ha sido el principal motor de la campaña de Fabricio. Logrando así ganarse al sector conservador. Lo hizo mediante la promesa de “proteger los valores y principios de la familia y la sociedad costarricense”.

Con 43 años de edad, el candidato evangélico continuó su discurso de victoria frente a una multitud en el salón de un hotel de San José.

“Ha sido un movimiento de la gente, de la gente que ama este país, que ama los principios y valores. Gente que ha estado mucho tiempo en silencio y ese silencio se convirtió en el grito de unidad. Ese grito intenso a favor de los valores, del cansancio y de frustración de ver cómo íbamos perdiendo nuestra soberanía”, dijo Alvarado.

Recursos externos:

(1) www.infobae.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBSCRIBETE !