Sanando la Tierra

BBC: como la oración derribo el muro de Berlín

18 noviembre, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

BBC: como la oración derribo el muro de Berlín

La BBC (1) cuenta como la oración derribo el muro de Berlín y el fin a la Guerra Fría en su publicación del 9 Octubre del 2015.
A las preguntas: ¿Por qué se construyó el muro de Berlín? y ¿Por qué cayó el muro de Berlín? Hay diferentes respuestas es: la desintegración de la URSS es una.

Pero para muchos observadores la oración derribo el muro.

El 9 de noviembre de 1989 está grabado en la historia como el día de ‘La caída del muro de Berlín’. Sin embargo, fue en realidad una reunión de oración que se llevó exactamente un mes antes que hizo que la caída del muro sea inevitable.

Haciendo caso omiso de las amenazas de muerte y enormes grupos de la policía armada, miles se reunieron en St Nicholas Church en la ciudad de Alemania del Este de Leipzig el 9 de octubre para orar por la paz.

LA CONGREGACIÓN SE UNIÓ A UNA MULTITUD ESTIMADA EN 70.000 EN UNA MARCHA DE PROTESTA CONTRA EL RÉGIMEN COMUNISTA DEL PAÍS.

Fue la mayor manifestación improvisada jamás vista en Alemania del Este, pero esto no fue un flash mob espontáneo. Fue la culminación de años de reuniones de oración semanales organizadas por Christian Führer, el pastor de St Nicholas Church. La oración derribo el muro que dividía al mismo pueblo.

ENTONCES, ¿CÓMO LA IGLESIA HA JUGADO UN PAPEL POLÍTICO TAN DESTACADO BAJO UN RÉGIMEN ATEO?

Desilusionado con el muro de Berlín (2), la línea física que marcaba la Guerra Fría en curso y el régimen represivo de Alemania del Este, el Pastor Führer comenzó a organizar oraciones por la paz todos los lunes por la noche, a partir de 1982.

En muchas ocasiones menos de una docena de personas asistieron a las reuniones de oración. El gobierno de Alemania Oriental desaconsejaba a sus ciudadanos involucrarse en actividades religiosas, pero continuó las reuniones todos los lunes sin falta.

«ABIERTO A TODOS»

En 1985, el Pastor Führer puso un cartel fuera de la iglesia que decía: «abierto a todos» (3). Este gesto fue cargado de simbolismo, ya que la iglesia proporcionó el único espacio en el este de Alemania, donde la gente podía hablar de cosas que no podrían ser discutidos en público.

«LA ORACIÓN DERRIBO EL MURO DEL MIEDO»

Las reuniones estaban abiertas a todo el mundo. Los jóvenes, cristianos y ateos todos buscaron refugio allí. La asistencia se disparó a medida que se propagaba la noticia de las reuniones de oraciones por la paz.

St Nicholas Church aún tiene un cartel que dice «abierto a todos» fuera de ella.

El Pastor Führer recordó en una entrevista con el programa de la BBC World Service programme Heart & Soul, en el año 2009. «El 8 de mayo de 1989 las autoridades pusieron barricadas en las calles que conducen a la iglesia, con la esperanza de echar a la gente, pero tuvo el efecto contrario, y nuestra congregación creció. Hubo golpes y detenciones de los participantes en manifestaciones de protesta en Leipzig, Berlín y Dresden «, él dijo.

Por esta vez las reuniones de oración habían dado lugar a una serie de protestas políticas pacíficas de Leipzig y otras ciudades que se conoció como las manifestaciones de los lunes. Durante años las reuniones de oración en gran medida habían sido ignoradas por las autoridades de Alemania del Este, debido a la falta de números. A medida que la escala de las reuniones creció, el pastor y sus seguidores fueron amenazados y se ejerció presión sobre ellos para detener las reuniones, pero se mantuvo firme.

«FUERZA BRUTA»

Las cosas llegaron a un punto crítico el 7 de octubre de 1989, en el 40 aniversario de la República Democrática Alemana. «Había cientos de detenciones efectuadas entre la multitud frente a la Iglesia. El líder comunista Erich Honecker, había dicho que la iglesia tenía que ser cerrada. La policía utilizó la fuerza bruta contra los manifestantes y un montón de personas fueron golpeadas», recuerda el Pastor Führer.

Apareció un artículo en un periódico local anunciando que la contrarrevolución se realizaría el lunes 9 de octubre «con cualquier medio necesario». Las personas que participaban en las reuniones temían un baño de sangre, con el recuerdo de la matanza de la plaza de Tiananmen (4) en China en el verano todavía fresco.

«Médicos visitaron la iglesia y dijeron que habían sido preparadas las habitaciones del hospital para los pacientes con heridas de bala. Así que estábamos totalmente aterrorizados de lo que podría suceder», dijo el Pastor Führer. El 9 de octubre de 1989, mientras los ciudadanos de Leipzig volvían a casa del trabajo, vieron la ciudad llenándose de soldados y policías, lo que aumentó la sensación de aprensión.

Leanna, un miembro del grupo de mujeres para la paz que ayudó a organizar las reuniones de oración, recordó en el programa de la BBC Heart & Soul como ella ya había sido acosada por la policía y se reflejó en la ansiedad de los manifestantes experimentados.

«LA SENSACIÓN QUE EMBARGABA A LO LARGO DE LA JORNADA FUE EL MIEDO», DIJO.

«Yo había perdido la custodia de mis hijos por un tiempo e incluso amenazaron con poner mi hija menor en un hogar de niños. Los documentos oficiales dijeron que no era apta como madre, porque yo estaba involucrada en los grupos extremistas.»

LA ORACIÓN DERRIBO EL MURO DE DIVISIÓN ENTRE PERSONAS

Hasta 8.000 se apiñaron en la Iglesia de San Nicolás, incluidos los miembros de la temida Stasi (policía secreta) que había sido enviada para ocuparlo. Otras iglesias de Leipzig se abrieron para dar cabida a los manifestantes adicionales. Alrededor de 70.000 personas ya se habían reunido en la ciudad. Funcionarios de Alemania del Este dirían más tarde que estaban listos para cualquier cosa, excepto las velas y la oración.

«FÜHRER: EL PASTOR CRISTIANO»

Después de un servicio de una hora de duración en San Nicolás, el Pastor Führer llevó a los adoradores al exterior. En los alrededores de Augustusplatz se llenaron de manifestantes que encendieron velas. Poco a poco, la multitud comenzó a caminar por la ciudad, más allá de la sede de la Stasi, cantando «somos el pueblo» y «no violencia», y acompañados por miles de policías antidisturbios con cascos listos para intervenir.

La tensión era palpable pero la oración derribo el muro de las amenazas.

En el momento decisivo la policía se hizo a un lado y dejó que los manifestantes marchen. El pastor Führer dijo: «No atacaron. No tenían motivos para atacar. Los funcionarios de Alemania del Este dirían más tarde que estaban listos para cualquier cosa, a excepción de las velas y la oración…»

El fallecido Brian Hanrahan, ex editor diplomático de la BBC, informó y filmó en secreto desde Leipzig esa noche. Recordando la protesta 20 años más tarde, Hanrahan dijo que ya había oído rumores de que los funcionarios comunistas locales habían llegado a un acuerdo de último minuto desafiando a Honecker el permitir que continúe la marcha, ya que reflejaba qué tan cerca Leipzig llegó a estar de una matanza.

Alrededor de 120.000 personas salieron a las calles el lunes siguiente.

Erich Honecker renunció dos días más tarde. Cada vez más los disidentes se fortalecían, crecieron hasta cerca de 300.000 participantes en las protestas el 23 de octubre. Exactamente un mes después de los acontecimientos del 9 de octubre, el Muro de Berlín cayó (5) en medio de escenas de júbilo de los testigos de todo el mundo. La oración derribo el muro, la oración triunfó.

RECURSOS EXTERNOS:
(1) La BBC
(2) el muro de Berlín
(3) «abierto a todos»
(4) la plaza de Tiananmen
(5) el Muro de Berlín cayó

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *