Sanando la Tierra

Arqueológía del tiempo y lugar de Juan el Bautista

6 julio, 2015 / adm / Insólito

mikve de 2.000 años

Una familia de Jerusalén encuentra un mikve de 2.000 años debajo de su sala de estar.

Dudaron si llamar a las autoridades por algunos años, durante los cuales vivieron simplemente sobre el baño ritual del segundo templo.

Una familia de Jerusalén que renovaba el piso de su sala de estar, encontró una escalera perdida durante 2.000 años que conduce a un baño ritual tallado en roca.

mikve de 2.000 años

mikve de 2.000 años

Llevó a la familia algunos años llamar a las autoridades y mostrarles el descubrimiento debajo de su casa, en el barrio de Ein Kerem de Jerusalén. En el ínterin, la familia había bloqueado la entrada a la mikve con puertas de madera y simplemente continuaron viviendo sobre ella.

Cuando llamaron a la autoridad de antigüedades de Israel, debajo de las puertas, los arqueólogos encontraron la escalera de piedra tallada dejando a una gran mikve de 3,5 metros de longitud y 2,4 metros de ancho, con una profundidad de 1.8 metros.

El baño de roca fue meticulosamente enlucido según las leyes de pureza en la Halajá. La escalera conduce a la parte inferior de la piscina de inmersión.

Es difícil fechar la piedra tallada pero las vasijas descubiertas son de la fecha de baño ritual de la época del segundo templo (primer siglo CE). La mikve también muestra rastros de fuego que puedan constituir evidencia de la destrucción tras la revuelta judía del 66-70 CE.

También se encontraron fragmentos de vasijas de piedra. Éstas eran comunes durante el período del segundo templo, porque la piedra no puede ser contaminada y permanece pura.

“Esos casos de encontrar antigüedades debajo de una casa privada pueden suceder sólo en Israel,” señaló Amit Re’em, arqueólogo del distrito de Jerusalén para el IAA.

Los propietarios admiten que han vacilado en contactar con el IAA, dudando sobre el valor histórico de su descubrimiento y preocupados por “las consecuencias” en contactar con las autoridades. En última instancia, “nuestro sentido del deber cívico y público pudo más en nosotros”, comentó. Cuando llamaron al IAA, profesaron sorpresa de como el IAA lo trataron con cortesía – y de hecho recibieron un certificado de reconocimiento (por buena ciudadanía).

El barrio de Ein Kerem es sagrado para el cristianismo debido a su identificación con una «ciudad de Judá» – el lugar donde según el nuevo testamento, Juan el Bautista nació, y donde su madre Elisabeth, se reunió con María, madre de Jesús, dice Re’em.

Sin embargo, los restos arqueológicos en los alrededores de Ein Kerem de esa época (período del segundo templo) son raros y fragmentados.

En los últimos años, debido al trabajo de desarrollo extenso y controvertido en el área de Ein Karem, muchos secretos de la historia del barrio han sido descubiertos. Un complejo sistema de agua fue descubierto junto a la fuente, que data también del período del segundo templo.

Más arriba en la aldea, varias instalaciones agrícolas fueron descubiertas – y en su mayoría destruidas luego – en preparación para la construcción de un nuevo barrio.

Algunos de estas también se fecharon en el período del segundo templo. En la década de 1940, monjes franciscanos excavaron un impresionante baño ritual judío (mikve) de la época del segundo templo, dentro de los confines del monasterio de San Juan en el desierto, a las afueras de Ein Karem.

www.Haaretz.com

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




A %d blogueros les gusta esto: