Sanando la Tierra

Apreciarás aún más el sacrificio, el sufrimiento y la muerte de Cristo

23 abril, 2019 | adm | Iglesia y Ministerio

Apreciarás aún más el sacrificio, el sufrimiento y la muerte de Cristo

Cuando médicamente comprendas, el sufrimiento y la muerte de Cristo, valorarás aún más su sacrificio.

Todos los cristianos saben que Cristo murió por ellos en la cruz. Pero un médico en Indianápolis quien estudió durante una década la crucifixión dice que hasta que entiendas médicamente lo que Jesús experimentó, es difícil valorar enteramente cuánto padeció para pagar por los pecados de la humanidad.

«Fue la peor manera de muerte que se pudo concebir», dijo, el doctor Joseph Bergeron, autor de La crucifixión de Jesús. «Y los romanos la habían estado aplicando durante tres siglos para cuando Jesús llegó, por lo que estaba muy bien perfeccionada». (1)

El doctor excluye la asfixia

Bergeron le dijo a CBN News: «La mayoría de las veces, en la Pascua, oímos conversaciones sobre cómo se asfixió Jesús durante el tiempo que estaba en la cruz».

Así mismo, el médico dice que la asfixia no concuerda con los relatos del evangelio de Jesús hablando en la cruz.

«Habló con el apóstol Juan, por ejemplo. Habló con los ladrones que fueron crucificados con Él. Cuando te asfixias y luchas por tu último aliento, no tienes ningún interés en mantener una conversación», explicó.

Y aunque esa sería una mala manera de morir, los romanos se aseguraron de que tal muerte mas o menos rápida no sucediera, de modo que aquellos a quienes crucificaban padecieran mucho más.

«Hay referencias literarias a personas que están en la cruz durante una semana. Cuando te asfixias, no vas a durar tanto», compartió el médico, y agregó: «Con la crucifixión, fue una muerte lenta y tortuosa».

Gran señal de las propias palabras de Cristo: «Esta es mi sangre que se ha derramado…»

La real causa de la muerte se encuentra en las palabras proféticas de Cristo en la Última Cena.

«Jesús nos dijo cómo iba a morir. Él dijo ‘esta es mi sangre que se derrama para la remisión de los pecados’. Eso no es asfixia. Es desangrarse hasta morir. Es un shock (impacto) . Son las complicaciones del shock».

El término médico exacto que usa Bergeron es «shock hemorrágico traumático».

Cristo sabiendo que una muerte tan severa que le venía, sería una explicación, para la extraña manifestación de Él transpirando sangre en el jardín de Getsemaní.

Jesús en angustia traumática previo a que empezara su martirio físico

«Y para ser honesto contigo, nunca entendí eso o pensé que sucedió», admitió Bergeron.

«Pero al examinar extensamente la crucifixión en los últimos 10 años, he llegado a entender que en realidad ocurre la sudoración de la sangre. Ha habido muy pocos casos, solo un puñado. Siempre se presentan ante lesiones graves, la amenaza de lesiones, y generalmente antes de la ejecución. Que las gotas de sangre de sudor de Jesús significaban que entendía completamente lo que a Él le iba a pasar».

Y se inició cuando Jesús fue detenido reo y llevado a dos grupos de atormentadores. Los judíos y los romanos lo azotaron y rasgaron su carne en dos golpizas brutales.

Bergeron dijo de esos judíos: «Caifás y el Sanedrín lo condenaron por blasfemia, que era penalizado con la muerte».

Empero, bajo el gobierno romano, los judíos no tenían potestad para ejecutar, por lo que lo torturaron física y cruelmente. Entonces una compañía entera de soldados romanos lo apalearon hasta una pulgada de su vida.

Qué irritó a los romanos

El autor explicó: «Ahora hay que entender, que para comenzar, a los romanos no les gustaba los judíos. Eran antisemitas. Y para esta persona cuya acusación era básicamente una insurrección política: proclamarse a sí mismo Rey de los judíos, eso habría aumentado» su ira y empeoró la paliza que había experimentado con los soldados romanos».

Bergeron dijo de Jesús: «Y así, su golpiza excedió lo que era tradicional para las víctimas de la crucifixión. Y tuvo una gran pérdida de sangre y lesiones en los tejidos».

Así que el shock comenzó a aparecer antes de que Cristo alcanzara el Calvario.

Por qué no podía llevar la cruz

«Parecía que estaba comenzando a experimentar shock al caminar allí. Porque no pudo llevar parte de la cruz al lugar de la crucifixión. Se habría esperado que lo hiciera eso. Todos los demás lo hicieron, pero Él no pudo», dijo Bergeron. .

Eso llevó al médico a diagnosticar: «Por lo tanto, se estaba debilitando y se estaba poniendo en shock en ese momento más probable que no».

Luego vino la ejecución más dolorosa y humillante que los romanos pudieron aplicar.

Crucifixión ‘considerado obsceno’

Fue considerado obsceno», compartió Bergeron. «Un ciudadano romano nunca sería crucificado. Estaba destinado a insurgentes políticos, criminales de rango y esclavos escapados».

Todo castigó el cuerpo de Jesús con un impacto tan traumático que lo mató horas antes que la mayoría de las personas crucificadas.

El doctor explicó que el shock evitaría que la sangre de Cristo se coagulara.

«Esta es una complicación muy peligrosa, difícil de controlar incluso en los centros de trauma modernos», compartió desde sus años de experiencia médica. «En el tiempo de Jesús, no habría tratamiento y llevaría a una muerte rápida. Y eso explica por qué Jesús murió tan rápido: seis horas, en lugar de días, lo que podría ocurrir muy a menudo».

«Muriendo rápidamente, pero horriblemente

El Hijo de Dios murió rápidamente, pero horriblemente. Lo que deja a Bergeron en asombro del sacrificio.

Le dijo a CBN News en un tono tranquilo y reverente: «Que se convierta en un ser humano y venga aquí, y haga eso para rectificar nuestra relación como seres humanos con Dios, para redefinirla y restaurarnos a la comunión con Dios, es algo inaudito.»

Y en esa cruz, Jesucristo reveló lo fácil que es encontrar la salvación en Él.

(1) www1.cbn.com

Un comentario

  1. Buenos días.
    Jesús es el mejor regalo. Cuan grande es su amor.
    Queridos hermanos bendiciones
    Aprovecho esta oportunidad para hacerles una solicitud.
    Dirijo una fundación relativamente nueva.
    En el mes de diciembre realizaremos un evento evangelístico para aproximadamente 200 niños y queremos darles una biblia infantil.
    No tenemos recursos ni contamos con apoyo de gobierno. Por este motivo acudo a su generosidad para solicitar su apoyo y colaboración en este evento donando las biblias que estén a su alcance.
    También daremos un kit escolar, de aseo y juguetes. También agradecería mucho su apoyo en oración por los niños que serán beneficiados que habrán sus corazones al señor Jesucristo. Y para que el nos provea todo lo que necesitamos para esta labor.
    Si es posible su apoyo y colaboración estaremos muy agradecidos y será de mucha bendición para nuestros niños.
    Dios les bendiga sobreabundantemente.

    Atentamente
    Dámaris Hernández U
    Cel. 3053357516 – 3215040392
    Fundación caleb Josué.
    Cartagena – Colombia
    site

    [email protected]
    [email protected]

    Cartagena de indias – Colombia
    Barrio prado transv.32 # 29-62 calle santa fe.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *