Sanando la Tierra

Aplicarán alta tecnología en el santo Sudario de Turín

30 septiembre, 2013 | adm | Tecnología

Aplicarán alta tecnología en el santo Sudario de Turín

Sudario 2.0: una mirada de alta tecnología en uno de los artefactos más importantes del cristianismo

Para los cristianos amantes de la tecnología, el artefacto que muchos cristianos ven como autentico en el mundo y creen que certifica la resurrección de Jesús puede ser un poco diferente este año.

El New York Times dijo que, Haltadefinizione, una compañía que produce imágenes de muy alta resolución, publicará el Sudario 2.0: una mirada moderna, de alta tecnología en uno de los artefactos potencialmente más importantes de la religión, la Sábana Santa de Turín.

La aplicación ofrece (por un precio) una visión detallada de la Sábana Santa. Para obtener su foto de alta resolución, dice Haltadefinizione, capturaron 1.649 fotos de la tela», cada uno de los cuales representa la zona del tamaño de una tarjeta de negocios, la creación de una sola imagen de 12 mil millones de puntos almacenados en un archivo de 72 Gigabytes, equivalente al contenido de 16 DVDs. «(la versión gratuita de la aplicación proporciona sólo una foto de base.)

Según algunos creyentes cristianos, la Sábana Santa era el paño usado por Jesús cuando fue enterrado después de la crucifixión, su cuerpo resucitado que renace de sus pliegues.

«El Vaticano», por su parte, dice que «nunca ha afirmado que el lienzo de 14 pies fue, como algunos creyentes reclaman, utilizado para cubrir Cristo después de que fue bajado de la cruz hace 2000 años.»

Según los científicos, la Sábana Santa fue una obra del siglo XIV del arte: «Muchos expertos han destacado por un trabajo de 1988 que la datación por carbono 14 de los restos de la tela llevada a cabo por laboratorios de Oxford, Zurich y Arizona que fechó 1360/90, y que, por supuesto, sería descartar su uso durante la época de Cristo.

«Los nuevos hallazgos que datan de la tela para el cuarto o quinto siglo (publicado en un libro, no una publicación científica) poner los resultados de 1988 en controversia, pero, obviamente, más trabajo será necesario.

Lea mas: blogs.smithsonianmag.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *