Affaire en el matrimonio ¿Cómo saber si su pareja tiene una aventura?

Affaire en el matrimonio ¿Cómo saber si su pareja tiene una aventura?

11 junio, 2018 | adm

Lamentablemente el affaire en el matrimonio se da también en las parejas cristianas. Tanto los que creen o no en Dios tienen las mismas tentaciones.

“Creo que está viendo a alguien más. Mi corazón dice que sí, pero no tengo ninguna prueba”. Finalmente le pregunté y se puso mal. Dijo que estaba loca, pero todavía me preocupa. ¿Cómo puedo saber si mi marido tiene una aventura?”.

La pregunta viene a menudo de esposas y maridos que temen que su pareja está teniendo una aventura. Quieren saber cómo pueden estar seguros.

En su corazón, sienten fuertemente que sus cónyuges le están haciendo trampa. Pero sus mentes vacilan entre la condena y la confusión. Ellos no desean hacer daño a su matrimonio por falsas acusaciones de infidelidad. (Y eso es una preocupación muy válida con consecuencias reales).

¿Cómo encontrar al culpable del Affaire en el matrimonio?

1. Pida que lo evalúen.

¿QUE PASA CONTIGO?

Antes de considerar si tu cónyuge pueda ser infiel, pida a alguien que te conozca bien que te evalúe.

En concreto, pregúntale a su sabio amigo si considera que eres inseguro, celoso, o con frecuencia ansioso.

Si tu amigo indica que sí, considera cuidadosamente si tus temores se derivan de tus propias luchas internas. En lugar de “ver fantasmas en las acciones de tu cónyuge” reflexiona en ti. Si tienes dudas acerca de si tus preocupaciones pueden ser de tu propia creación, visita a un pastor o consejero acerca de tus miedos. Esto antes de tomar cualquier paso para explorar la posible desviación de su cónyuge.

2. Proteja la privacidad y reputación de su conjugue.

Tenga cuidado para proteger la privacidad y la reputación de su cónyuge. Sólo hable con gente madura para lo que compartas con ellos permanezca en completo secreto. Por lo general será un profesional como un consejero o pastor calificado.

3. Pregúntese: ¿Cuáles son las pruebas objetivas?

Nadie aprecia a alguien que cada minuto de cada día quiera saber dónde está su conjugue. Por lo tanto, las personas resienten a un cónyuge que insiste en saber dónde está su compañero en todo momento. A todos nos desagrada cuando insistentemente se pide un recuento de todo lo que hacemos. Esto finalmente conduce a la pareja a la distancia emocional y también física. Nadie quiere ser tratado como un niño o sentir que no son de confianza.

Indicios que su cónyuge tiene una aventura:

La clave: Tiempo, Dinero, y Afecto

Tiempo:

Cuando regularmente su conjugue desaparece sin explicación razonable, podría ser una pista de comportamientos ocultos.

Un affaire en el matrimonio usualmente lleva su tiempo. Si su cónyuge varias veces está fuera de contacto, piense. Si no ofrece ninguna explicación razonable o se enoja cuando le pregunta, puede indicar problemas.

Por desgracia, con la tecnología actual, el tiempo pasado con un amante no tiene que ser tiempo fuera de la casa o la oficina.

Puede ser tiempo de permanencia en la misma casa con usted o compañeros de trabajo. Pero lo suficientemente privado para facilitar la comunicación con otra persona.

Dinero:

El Affaire en el matrimonio es caro. Cuando una persona se involucra emocionalmente con otra, muchas veces gasta dinero de más. Comidas juntos, habitaciones de hotel, suman rápidamente. Aunque el dinero que falta puede indicar problemas distintos al adulterio, como el juego, bebida, pornografía, y más. Pero sepa que el dinero gastado en secreto casi siempre significa problemas.

Afecto:

La mayoría de los Affaire tienen una conexión emocional con otra persona. Por eso, habitualmente se reduce la cercanía emocional con el cónyuge.

Al principio, si su esposo/a tiene una relación emocional con otra persona puede ser al revés. Un esposo o esposa pueden aumentar la interacción emocional con su compañero por un par de razones.

Una de ellas es que la nueva participación intensifica todas las emociones. La otra es la culpa. Sin embargo, la vinculación emocional con el amante, provoca el distanciamiento con su cónyuge. Los abrazos, besos, frases tiernas y cómodas conversaciones van disminuyendo. El amor disminuye y puede cesar por completo.

¡Cuidado! No siempre el enfriamiento en el amor es causa de un Affaire en el matrimonio.

Puede haber otras causas para la falta de conexión emocional que la infidelidad. Cualquier reducción dramática requiere un examen. La disminución no puede ocurrir rápidamente. Por lo tanto, a veces una persona no se da cuenta mientras esto sucede. Pero con el tiempo se da cuenta.

El tiempo que falta, el dinero, o el afecto son indicadores de un problema. Si la “falta” se presenta sólo en un área y no es significativa, puede significar poco. Si lo “perdido” ocurre en más de un área, o si se vuelve digno de mención, es probable que signifique mucho.

¿Qué pasa con su cónyuge?

Si existe una duda y hay indicios o pruebas, el cónyuge preocupado necesita expresar sus miedos. Funciona mejor cuando se le habla como una de sus preocupaciones en lugar de juzgar el comportamiento del otro. Por ejemplo: “Me preocupa que no sé dónde te encuentras por horas”. Generalmente evoca menos defensiva que “¿Dónde estás cuando trato de encontrarte?”.

Lo importante es que el cónyuge ansioso comunique su necesidad de seguridad. Y luego se le dé al otro conjugue la oportunidad de dar esa seguridad.

Si él responde con ira, fuerte defensiva, evasivas, o atacando, se debe considerar si su respuesta refleja en forma razonable la situación.

Por ejemplo: Si su búsqueda de aseguramiento se presentó como un ataque, puede ser comprensible que reaccionó mal y con actitud defensiva. Si es así, entonces debe cambiar su enfoque y vuelva a intentarlo después de algún tiempo. Haciendo lo posible para no atacar sino para comunicar sus miedos.

Si continúa reaccionando negativamente, debe considerar ir un paso más. Es necesario descubrir por qué se niega a responder con honestidad o para tranquilizar a la persona acerca de su relación.

Esto es especialmente cierto si la pareja que potencialmente engañó comienza a hacer o decir ciertas cosas. Por ejemplo, cuestionar al compañero de su percepción de la realidad. Parece que una táctica común entre los cónyuges errantes es crear confusión en el otro sobre su estado mental.

Un punto clave a recordar: Para saber si su cónyuge no está teniendo un asunto, escuchará los temores suyos y lo tranquilizará. Ella o él estarán de acuerdo con la rendición de cuentas razonable acerca del tiempo, dinero, y mucho más.

Mientras lo hace, los miedos desaparecen rápidamente y asegura la relación en sí. Si se niega a ofrecer garantías adecuadas demuestra una falta de preocupación por la continuación del matrimonio.

¿Qué más puede hacer?

Puede buscar ayuda profesional y proponerle a su pareja ir los dos juntos. Si continúa reacia/o puede recurrir a la investigación. Hoy existen varios medios tecnológicos. No es recomendable esto salvo últimas instancias. Debido a que si su pareja se entera y es inocente es posible que destruya su matrimonio.

[Basado en un artículo del reconocido especialista cristiano en matrimonios Dr. Joe Beam (1)]

Recursos externos: (1) www.marriagehelper.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBSCRIBETE !