6 principios acerca del tiempo perfecto de Dios

21 noviembre, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

Expresar Gracias Cada Día

6 principios acerca del tiempo perfecto de Dios – cuando finalmente conseguimos algo después de largo tiempo y aprendimos de muchas situaciones que no entendíamos – cuándo la respuesta de Dios parece cambiar de «¡SÍ!» a «Sí… pero tendrás que esperar. Y luchar por ella. Y cambiar. Y orar – mucho».

Usted ve, ha sido un largo viaje para que llegue a “ese punto” que usted ha querido y ha soñado.

-Pero hoy usted es diferente-
Durante muchos meses tal vez has tenido que perseguir constantemente tu sueño, que parecía que Dios lo había dejado caer.
Parece extraño, pero se es transformado por el período de espera.

Dios trabaja en nosotros, así como con la situación. Puede ser difícil, pero su plan soberano está más alto que tu mente, no a nuestros niveles de confort o nuestras agendas.

Él no siempre utiliza los métodos y enfoques que pensamos son los mejores – y que pueden ser difíciles. Pero Él siempre sabe mejor que nosotros.

Estas lecciones pueden llevar esperanza a cualquier persona que está en el período de Dios del ‘todavía no’:

1) A Dios le encanta cuando perseveramos en la oración. La oración se está comunicando con nuestro Salvador y consigue que nuestras voluntades se alineen con la Suya. Él quiere que nos tomemos tiempo, y crezcamos en nuestra experiencia de oración. Él quiere que la oración sea nuestra respuesta intestina en todas las situaciones, y no sólo a lo que finalmente nos volvemos cuando estamos absolutamente desesperados.

2) Dios quiere que todos nosotros capturemos la visión y el trabajo hacia el objetivo final juntos – Nosotros no estamos solos en nuestros sueños y ambiciones – A veces hay que saber comunicar nuestra visión a otros una y otra vez.
La gente que nos rodea tiene que querer comprometerse con el proceso –
Dios trata con nosotros acerca de la unidad mirando el uno al otro cuando lo hacemos.

3) Tenemos que aprender a manejar la decepción y centrarnos en la soberanía de Dios. Aferrarnos a una promesa de Dios con fe absoluta cuando todo a tu alrededor grita que no tiene sentido es bastante difícil para nosotros como individuos –

4) No es lo más importante para Dios lograr tu propósito de lo que quieres. Lo importante para Él es que seas perfeccionando para ser más como su hijo –eso está en Sus prioridades. Dios usa el proceso para desafiarnos en muchas cosas: las expectativas, la perseverancia, problemas de carácter – de todo tipo. Su agenda no es la nuestra, y quiere utilizar el tiempo del «todavía no» para trabajar en nosotros.

5) Dios quiere “todo” de nosotros, y, a menudo implica sacrificio. No se puede obtener cosas si no demostramos con los hechos que realmente creemos y queremos lo que buscamos con nuestro esfuerzo y bienes y mostrando asimismo que Él es primero en todo.

6) ¡No podemos apresurar Dios! Su tiempo es perfecto – incluso cuando nosotros no lo sentimos – hay un propósito en los retrasos de Dios. Dios puede estar más interesado en el proceso y en la forma en que nos cambia. Él sabe que sería peligroso para nosotros apresuramos sin preparar nuestros corazones correctamente en primer lugar.

¿Has pensado que quizás a veces podemos hacer el proceso más largo por ser impacientes e inflexibles? ¡Recuerda a Israel en el desierto!

(Especial de Sanando La Tierra)

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Privacidad (GDPR)