Sanando la Tierra

4 Frases que Todo hombre debe decirle a su esposa

23 abril, 2015 / adm / Iglesia y Ministerio

rosa

Mi esposa, Holly, y yo vamos a celebrar 15 años de boda pronto. Afortunadamente, sé un poco más sobre cómo ser un buen marido que cuando entramos por ese pasillo alfombrado de marrón, comparte Chris Brown en Crosswalk. Ya en los primeros días, pensé que las palabras, “Te amo”, eran las únicas palabras que se necesitaban para un matrimonio próspero. Así que se las dije mucho. Con el tiempo, sin embargo, empecé a ampliar mi vocabulario de matrimonio.

Sigo diciendo, “Te amo, Holly” todos los

Pero he añadido un poco más de las frases más importantes, también. Cuando digo estas cosas, veo la sonrisa en su corazón y el alivio en sus ojos. Yo sé lo que ella necesita escucharlas para sentirse segura, querida y apreciada.
Estos son las cuatro mejores frases que un marido puede decirle a su esposa para poner acción detrás de las palabras, “Te amo”.

1. “Pensé en ti en el día de hoy.”

Su cónyuge quiere saber que incluso en el medio de un día estresante en la oficina, durante un almuerzo de negocios, o en su camino para reunirse con un cliente, ella se cruzó por su mente.
A veces es tan simple como: “Tuvimos Chipotle para el almuerzo y me hizo pensar en ti, porque sé lo mucho que amas a ese lugar.” O: “Estábamos en una reunión hoy a hablando de que la empresa necesita ayuda. Yo estaba sentado allí pensando ‘Holly sabría exactamente qué hacer.”

Dejar que su esposa sepa que usted está pensando en ella es una manera fácil de comunicarle que ella es acariciada. Por no mencionar el hecho de que, cuando se trata de Holly, la parte de colegial mía le gusta cuando ella está en el centro de mi mundo.

2. “Déjame ver por los niños esta noche. Te mereces un descanso”.

En dos frases cortas, va lograr dos cosas grandes. Usted da a su esposa un tiempo valioso y muy necesario para sus adentros. Y usted muestra su respeto por lo que ella hace para su familia.

Las mamás tienen un trabajo, ya sea duro trabajando en el hogar o fuera del hogar. Mi esposa es una mamá increíble y se merece mi reconocimiento y ayuda práctica para aligerar su carga.

Cuando digo “tomar un descanso” le permite saber que somos un equipo.

No soy yo por ahí y ella aquí. Se trata de nosotros. Es siempre nosotros. Y que los dos necesitamos descansos. Su noche libre no tiene que ser extravagante. Llevo a los niños a la piscina después del trabajo, o le digo que vaya a hacerse sus uñas mientras pido sándwiches PB & J para una noche de cine.

Dar a su esposa un tiempo a solas le permitirá recuperar energías. A menudo, esto pone a Holly en un nuevo espacio mental y ella llega a casa como una mejor madre y esposa, todo porque puse un poco de acción detrás de mi aprecio.

3. “¿Puedo orar por ti por eso?”

Todos hemos oído que nuestras mujeres quieren un oyente, no un solucionador. Pero más allá de esto, también creo que nuestras esposas quieren un líder. Holly es una dama muy fuerte. Ella es independiente y disciplinada. Es por eso que siempre me sorprende que uno de sus mayores deseos sea que yo dirija nuestra familia.

Ella quiere que yo la rete a ella, para empujar a nuestra familia a nuevos lugares espirituales, profesionalmente, y con un propósito. Mi esposa se ​​siente segura en nuestro matrimonio, cuando ella sabe que yo estoy cumpliendo mi papel como líder espiritual.

Si su esposa se ​​siente abrumada por algo, escúchala.

Luego, cuando ella ha hablado pregúntale si puedes orar por ella. Te puede sorprender el nivel de respeto, confianza y amor que florece de su corazón hacia usted. No seas tímido. Interviene y lleva a tu esposa en esta área. Usted puede sentirse torpe y vacilante al principio, pero confía en mí, no te importará. Y usted lo hará mejor con el tiempo.

4. “Estoy apagando mi teléfono y ordenador por la noche.”

Woah. Esto va a sacudir a tu esposa. El cierre de mi acceso al mundo exterior dice que aparto esta noche para nosotros, nuestros hijos, nuestros problemas, nuestras conversaciones, nuestra risa. No voy a compartir lo que tenemos en la casa esta noche con nadie más.

Yo no estoy buscando un buen material o una gran imagen. Sólo quiero que seamos nosotros. Nadie puede interrumpir. Mis ojos estarán puestos en la persona que habla o la tarea para el resto de la noche.

Este tipo de enfoque es casi desconocido, pero es una necesidad en el mundo de hoy. Trate de hacer esto una noche a la semana. Haciendo que cesen las distracciones y haciendo de su familia la principal atracción. Mira cómo este pequeño sacrificio cambiará tu matrimonio.

Estas cuatro frases pequeñas revolucionaron nuestra relación.

Parece que, en el matrimonio, las cosas pequeñas son las cosas grandes. Ser intencional en las pequeñas cosas hace un camino para el gran amor. Pequeños pasos de lealtad y preocupación conducen al compromiso de toda la vida. Preocuparse por las cosas pequeñas. Realmente importa.

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




A %d blogueros les gusta esto: