Sanando la Tierra

10 pasos para terminar la vida en victoria

17 febrero, 2018 | adm | Iglesia y Ministerio

10 pasos para terminar la vida en victoria

Lo más importante para el cristiano es terminar la vida en victoria. El apóstol Pablo dice al final de su vida:

«He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida». (2 Timoteo 4:7-8) (1)

10 pasos para terminar la vida en victoria:

1. Creer en Cristo como nuestro Salvador. Para cualquier persona en el mundo lo más importante es creer en Cristo y arrepentirse de sus pecados. No importa si es en el último momento de la vida como el ladrón en la cruz.

«Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. «Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso». (Lucas 23:42-43).

2. Guardar la fe. Lo más importante para el cristiano es guardar su fe hasta el día de su muerte. Esa es la victoria más grande. (2 Timoteo 4:7).

3. Pelear la buena batalla. El apóstol Pablo luchó contra múltiples enemigos en la carne y el espíritu. En esa batalla es importante no ceder ante el mundo, la carne y el diablo. Nuestro enemigo no son personas.

«No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre». (2 Juan 1:15-17).

Controlar nuestros malos deseos es uno de los grandes pasos para terminar la vida en victoria.

4. Dejar a alguien en nuestro lugar. No hay nada mejor que dejar que alguien siga nuestros pasos. En cuanto a le fe, haciendo discípulos: «Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones. Bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén». (Mateo 28:19-20).

El Rey David dejó a Salomón: «El reino entonces pasó a manos de Salomón, quien reinó en lugar de su papá David. Su poder se consolidó firmemente». (2 Reyes 2:12).

5. Pasar las promesas de Dios. No hay nada mejor que pasar las promesas de Dios a nuestros hijos. Abraham, el padre de la fe lo hizo. «Y vosotros, hermanos, como Isaac, sois hijos de la promesa». (Gálatas 4:28).

6. Bendecir a los nuestros: Cómo Jacob bendijo a sus hijos antes de morir bendigamos a nuestros cercanos. (Génesis 49).

7. Perdonar. No te vayas de esta tierra sin perdonar a los que te ofendieron. «Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial». (Mateo 6:14).

8. Confesar y apartarse de todo pecado. «Quien encubre su pecado jamás prospera. Quien lo confiesa y lo deja, halla perdón». (Proverbios 28:13).

9. Multiplicar el talento que Dios nos dio: terminar la vida en victoria es encontrar a Cristo y que nos diga: «Haz hecho bien y haz multiplicado lo que te di». Su señor le dijo: «Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor». (Mateo 25:23).

10. Terminar con gozo: El gozo viene al ser humano cuando este piensa en la bondad de Dios. La esperanza bienaventurada de estar en el cielo con Cristo nos llena de Gozo. «Como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo». (2 Corintios 6:10).

Recursos externos:  (1) www.biblegateway.com


ESCUCHE ESTE ARTICULO AQUÍ

Un comentario

  1. Marisol González dice:

    Dios los bendiga hermanos. Me encanta esta página aprendo mucho de sus artículos que son excelentes. Lo disfruto mucho. Gracias.

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *