10 características de una vida santa y sin mancha

10 características de una vida santa y sin mancha

16 abril, 2018 | adm

Muchas son las características de mantener una vida santa y sin mancha. Aquí daremos solo 10 de ellas que nos guiará a buscar lo mejor para nuestra vida.

En los Salmos 15 y 101 describen una vida “sin mancha”.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


La siguiente lista de características se deriva de estos dos salmos de David. (1,2)

1. Una vida en santidad practica la alabanza (Salmo 101:1) – contempla regularmente la naturaleza santa de Dios. Al reconocer su valía no sólo fomentará la alabanza, también se moverá a la obediencia.

2. Vive con integridad en el hogar, en los negocios, y en el mundo (Salmo 15:5, Salmo 101: 7) – A veces cuidamos nuestras palabras y acciones más fuera que dentro de casa.

3. Se aleja de todo lo vil o vulgar (Sal 15:4; Salmo 101:3) – No se compromete con los malos caminos del mundo. No debemos permitir volvernos insensibles a la inmoralidad, o humor picante por verlo, leerlo o escucharlo. En su lugar, deseamos ser lo que somos, santos.

4. Una vida santa se protege de los pensamientos y comportamientos malvados. (Salmo 101: 3-4). Hay que deshacerse de cada pensamiento y acción contraria a la naturaleza y carácter de Dios. Debemos trabajar para vivir una vida sin mancha.

5. No rebaja a los demás (Sal 15:3) – Nuestro discurso debe ser edificante y alentador. Eso no significa que todo lo que necesitamos decir va a ser fácil. Pero sí significa que será útil para el oyente.

6. No colabora con la gente mala, impía. (Salmo 15:5, Salmo 101: 3-4) – La única manera de no encontrar gente impía es dejar esta vida e ir al cielo. Sin embargo, podemos elegir no entrar en acuerdos, proyectos o tratos comerciales con estas personas.

7. Abraza la honestidad (Salmo 15: 3, Salmo 101:7) – Satanás es el padre de la mentira. ¡Cada vez que somos menos honestos cedemos terreno al tentador! Comprometámonos a un total de honestidad en nuestra propia vida y conducta. También debemos esperar honestidad por parte de las personas que nos rodean. Debemos alejarnos de los que se niegan a ser honestos.

8. No busca ganancia que hace daño a los demás (Salmo 15:5) – Dios quiere que usemos nuestras habilidades dadas por Dios. Él quiere que nuestros talentos y dones apoyen su Reino. Sirviendo a los demás, y proveyendo para nosotros y nuestras familias. Sin embargo, cualquier esfuerzo para el aumento o la promoción que se aprovecha de los demás es pecado.

9. Es humilde. Una vida santa no permite el orgullo y la presunción (Salmo 101:5) – El orgullo fomenta una abundancia de pecado. Aquellos que quieren vivir sin mancha delante de Dios buscarán la humildad.

10. Ayuda, anima y protege a los justos (Sal 15:4) – Dios nos llama a servir a otros y satisfacer las necesidades de aquellos que no pueden ayudarse a sí mismos.

Si vivimos así, vamos a ser muy diferentes de muchos en nuestra cultura. Vamos a ser menos como el mundo y más como Cristo. ¡De hecho, ese es exactamente el punto de Dios!

Recursos externos:
(1) www.biblegateway.com
(2) www.biblegateway.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBSCRIBETE !