Sanando la Tierra

En 10 años China tendrá más cristianos que EE.UU.

25 junio, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

En 10 años China tendrá más cristianos que EE.UU.

Puede parecer irrealidad, pero un país auto declarado ateo como China, tendrá más cristianos que EE.UU. en solo 10 años.

Para fines de la década de 2020, China puede tener más de 220 millones de cristianos.

En 1970, en China sólo había un millón y medio de cristianos. Hoy el informe de AIN calcula que son 90 millones.

Los cristianos crecen a pesar de la intensa persecución religiosa bajo el gobierno del régimen comunista. El país se enfrenta a una ‘explosión’ del evangelio y ya está enviando misioneros a otras naciones como Corea del Norte. Por supuesto, más que EE.UU.

China más que EE.UU.

China no solo está superándose más que EE.UU. en lo económico. En poco más de 10 años, China podría convertirse en el país con el mayor número de cristianos en el mundo, según un estudio.

El investigador Fenggang Yang (1) de la Universidad de Purdue indica que China podría alcanzar los 224 millones de cristianos en 2030. Esto ha sido citado por el Financial Times del Reino Unido.

«Según mis cálculos, China está destinada a convertirse en el mayor país cristiano en el mundo muy pronto», dijo Yang. Yang es un especialista en sociología y autor de «La religión en China: La supervivencia y renacimiento bajo el régimen comunista». «Esto va a ser menos tiempo que el de toda una generación. Mucha gente no está preparada para este cambio drástico».

Más cristianos en China que EE.UU.

La explosión del cristianismo en China superará a los países conocidos como potencias cristianas tradicionales del mundo. En 2010, Estados Unidos tenía alrededor de 159 millones de protestantes, y muchos observadores dicen que las congregaciones están disminuyendo.

Como parte de un posible ‘paso de la batuta’, China está enviando misioneros – en especial para Corea del Norte.

«El número de cristianos es muy subestimado (en China), intencionadamente. Porque el crecimiento de la religión reflejaría negativamente en los funcionarios del gobierno [régimen comunista]», dijo Yang.

Actualmente, hay alrededor de 100 millones de cristianos en la nación más poblada del mundo. Ya es más alto que los 86,7 millones que apoyan el Partido Comunista, según el Financial Times.

Jin Hong Xin, de 40 años de edad, no está interesada en las implicaciones políticas o crecimiento chino misionológico. Ella sólo se enorgullece de unirse a los miembros de la gran iglesia ‘Liushi’ en Wenzhou. Esta es una ciudad que muchos investigadores extranjeros han llamado la «Jerusalén de China». Debido a la gran cantidad de sus iglesias cristianas.

«Ser seguidor de Jesucristo es una cosa maravillosa. Nos da mucha confianza», dijo en un culto de Pascua, según lo informado por el Telegraph. «Si todo el mundo en China cree en Jesús, entonces, no tendría necesidad de la policía. No habría gente mala y los delitos por lo tanto, ya no habría».

Las iglesias de China comenzaron a experimentar un crecimiento astronómico después de la finalización de la Revolución Cultural en 1976. Un sucesor de Mao, Deng Xiaoping y la política reformada liberalizó la economía. Esto, en cierto modo, abrió la relación entre China y los países extranjeros.

Luego, en 1985, una cláusula se incluyó en la nueva Constitución que prometía la libertad de creencia de los chinos. Pero la «neutralidad» del partido no cubre las reuniones públicas – en este caso, los servicios cristianos.

En este sentido, una imprenta se estableció en Nanjing, financiado por grupos de caridad. Esta se convirtió en la mayor editorial de Biblias del país, según el Financial Times.

Sin embargo, las actividades de extensión en público no están permitidas.

Las iglesias están sujetas a la supervisión de las agencias gubernamentales. Hay también un número de iglesias demolidas y cruces retiradas de templos en muchas ciudades de toda China. Es como si no se quisiera que se visualizase la cantidad de iglesias cristianas.

En 2014, una campaña del gobierno se puso en marcha para demoler las iglesias protestantes en Whenzhou. Antes de la demolición, el gobierno cortó todos los servicios. Agua, electricidad, transporte e incluso los teléfonos en toda la zona de los templos fueron cortados. De acuerdo con el Financial Times.

Yang cree que algunos en el Partido Comunista sobreestimaron la amenaza política de la iglesia. «El cristianismo trajo cambios positivos a China», dijo. «Pero también se ha sobrestimado como una forma de amenaza muy seria.»

Hasta el momento, el cristianismo trajo un sentido de pertenencia y esperanza para China.

Un informe basado en un estudio de la Academia de Ciencias Sociales de China de asuntos religiosos habla de las causas. El 69% de los cristianos comenzó a creer en Dios porque ellos o sus familiares han sufrido de enfermedades.

El Cristianismo era considerado como un subproducto de la invasión colonial y el «opio de las masas». Ahora es aceptado gradualmente, no sólo por los ‘incultos’ y los ‘pobres’, sino también por aquellos que son más ricos. La encuesta muestra que la mitad de las personas más ricas de China creen públicamente en Dios y el 18% son seguidores de Jesucristo. Según el Financial Times.

«La expansión del cristianismo en China es predecible e inevitable», dijo Yang. Incluso durante los 10 años de la Revolución Cultural en el que las iglesias se vieron obligados a utilizar las instalaciones subterráneas. En medio de intensa persecución (2,3)- el cristianismo creció anualmente en un 15%, de acuerdo con estimaciones estadísticas.

«La inmensa influencia del cristianismo es correcta -. A China y al mundo entero, no importa si la gente está preparada o no», dijo Yang.

Recursos externos:

(1) www.cla.purdue.edu

(2)

(3)

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *